El post de hoy va dedicado al mayor recuerdo material que os llevaréis de vuestra boda. Seguro que tendréis montones de regalos bonitos, especiales (y también alguno que no sabréis donde esconderlo…), pero yo siempre he tenido clara la idea de que el mayor recuerdo para vosotros serán las fotos que tengáis de cada uno de los momentos vividos.

Todas esas emociones, lágrimas, los preparativos de los novios, esos momentos donde tienen cabida todo tipo de emociones, nerviosismo, risas, gente que entra y sale…

Nuestros amigos de Corina Fotografía nos han ayudado a desarrollar este post desde el punto de vista de fotógrafos profesionales. Ellos consideran que las fotos más potentes son aquellas que no te esperas, las que surgen de la espontaneidad: ese invitado que “se viene arriba”, ese abuelo que se arranca a bailar bastón en mano, la emoción de unas palabras no ensayadas… Esa frescura nunca la transmitirá una foto posada o compuesta de antemano.

Equipo de Corina Fotografía

En cada temporada van cambiando las tendencias en todos los aspectos de una boda, y la fotografía no iba a ser menos. Por eso en esta temporada apostamos por las fotos frescas y espontáneas, sin poses forzadas. En cada boda se debe poner el “contador a cero” para entender, respetar e interpretar lo que cada pareja necesita para disfrutar al máximo de su “Gran Día”, sin agobio ni presiones y atrapando los instantes que el desarrollo natural de la boda nos regala inesperadamente.

En nuestra sociedad actual, que se mueve a toda prisa y en la que gran parte de las relaciones humanas se establecen a través de las redes sociales, se respira en el ambiente la necesidad de detenerse, de echar el freno, de recuperar el contacto directo y el disfrute junto a los seres queridos.

Sin lugar a dudas los novios demandan un toque de informalidad frente a la rigidez de la boda, a veces excesivamente protocolaria, sustituir la hora y media de fotos posadas a la salida de la ceremonia por el disfrute del cóctel junto a sus invitados. De ahí se sacan esas fotografías frescas y naturales, reflejo de los sentimientos vividos en el momento, y con la que los novios no tienen la tensión de los posados y se ven más identificados.

Dicho esto, nunca hay que descuidar un ratito a esas fotografías tradicionales que siempre tienen un espacio reservado en el aparador de la abuela.

Para acabar, os voy a dar unos consejos que considero básicos para la elección del fotógrafo ideal para tu boda:

  • Lo primero y súper importante, es que tengáis mucho feeling con los fotógrafos, porque solo así fotografiaran vuestro día como os merecéis y como os gustaría.
  • Es importante que la fotografía capture sentimientos, emociones y toda la magia de vuestro día.
  • Que el servicio de fotografía y vídeo, si lo contratáis, cubra vuestra boda desde los preparativos de los novios, hasta bien entrada la fiesta.
  • La fotografía tiene que capturar todos los detalles en los que habéis trabajado durante tantos meses.
  • Que dispongáis de dos fotógrafos durante todo el día, eso hace que se tenga más de un punto de vista de lo que ocurre, para que nada se escape a los objetivos del fotógrafo.

Me encantaría conocer tu opinión sobre el tema de hoy. Además, cualquier duda puedes escribirme a hola@secretosdeboda.com y en esta ocasión, puedes contactar también con Corina Fotografía, que han participado en nuestro post de hoy. ¡¡Gracias chicos!!

Pin It on Pinterest